viernes, 18 de junio de 2010

Prosecutor Princess

Nombre: Prosecutor Princess (여우야 뭐하니)
Género: Romance / Legal
Nacionalidad: Corea
Episodios: 16 (1 hora)
Canal de Emisión: SBS
Año: 2010
Cast:
Ko Hyun Jung – Ma Hye Ri
Chun Jung Myung – Seo In Woo
Kim Eun Yoo – Yoon Se Joon
Son Hyun Joon – Jin Jung Soon

Sinopsis:
Ma Hye Ri es una niña rica que vive por y para los zapatos, haría cualquier cosa por conseguirlos y la única condición que tiene que cumplir para que su padre le deje comprar todos los que quiera es convertirse en fiscal. Pero eso no es algo difícil para Hye Ri, que posee una memoria fuera de lo común y es capaz de retener todos los detalles en un tiempo récord. Para celebrar que ha pasado las oposiciones para la fiscalía pública se va a una estación de esquí a la exclusiva subasta de Gioberni, donde se van a subastar los zapatos Grace, una réplica de los zapatos que llevó Grace Kelly en su boda. Su amiga Yoon Ah ha conseguido una reserva en la suite del hotel de la estación de esquí y Hye Ri ha conseguido escaquearse del taller para fiscales, además de contar con la ayuda de su madre para escapar de las garras de su protector y estricto padre. Lo que no sabe Hye Ri es que el viaje va a estar lleno de altercados, primero le roban el bolso, después hay alguien alojado en la suite que ella tenía reservada. Para más inri, Yoon Ah le dice que no puede ir y además pierde los zapatos porque no tiene sus tarjetas de crédito para pagarlos. Cuando cree haber encontrado al ladrón de su bolso descubre que se ha equivocado de persona y nada puede ir peor. O eso cree ella, cuando vuelve a Seúl, preparada para su primer día en la fiscalía descubre que el hombre al que confundió por ladrón resulta ser su sunbae en la fiscalía y el que reservó la suite que ella había dejado vacante y quien compró los Grace resulta ser un abogado que aparece en la propia fiscalía. Pero no todo son problemas con los hombres, Hye Ri tendrá que acostumbrarse a ser una empleada pública y deberá darse cuenta de que tiene que ser más responsable en su vida, ¿será capaz de aguantar todo el peso de sus nuevas responsabilidades o desistirá y volverá a casa de papá?

Opinión personal:

Prosecutor Princess ha sido el último drama de la SBS de los miércoles y jueves. El ser la competidora directa de Personal Taste y Cinderella’s Sister ha provocado que el rating no haya sido muy alto, más bien lo contrario. El no tener a actores famosos ni un argumento demasiado original o llamativo puede haber provocado que sea uno de esos dramas que pasan desapercibidos ante los ojos de la mayoría de los telespectadores, al menos los que cuentan para los rating. Pero si de algo puede presumir PP es de tener una fanbase fuerte y sólida y después de ver el drama completo entiendo por qué. Mientras que el hype por PT y CS empezó meses antes de la emisión de los dramas, no fue hasta la segunda semana de emisión que PP empezó a destacar. Como sabéis, he seguido bastante de cerca los dramas de estos 3 meses, CS, PT y OML las he llevado al día y TBOTR también la he ido siguiendo aunque con menos devoción, pero no tenía ningún interés en PP. Quizás por que seguir 3 dramas al día ya era demasiado o quizás porque frente a las otras dos series de los miércoles, PP no era una fuerte competidora y pasó desapercibida ante mi radar. Pero gracias a un comentario de la maravillosa Javabeans que decidí darle un oportunidad, si Javabeans dice que se ha convertido en uno de sus dramas preferidos que mínimo que darle una oportunidad. Y ahora agradezco de corazón haberle dado esta oportunidad, habría sido una auténtica pena dejar de ver PP. Y ahora entremos en el análisis.

Como ya dije antes, PP no cuenta con un argumento nada original. Con una premisa a lo Ally McBeal, Prosecutor Princess se presentaba como un drama de asuntos legales poco creíbles con una protagonista superficial que poco a poco va mejorando en su trabajo. Y en la superficie puede que trate de eso, pero la trama de PP esconde mucho más de lo que vemos a simple vista. Ante todo, PP es un drama sobre el perdón y de cómo redimirse a uno mismo, o ser redimido por alguien. Lo podemos ver al principio del drama con los casos que se le asignan a Hye Ri, cuando Hye Ri va a disculparse con la madre de la niña Ji Min, en el caso final cuando le pregunta al chico coreano si le ha pedido disculpas al extranjero, pero también lo vemos en la relación de In Woo y Hye Ri, el como In Woo no puede pedirle perdón a Hye Ri aunque quiera y como ella se intenta mantener a su lado y sabe que él quiere pedirle perdón. Pero sobre todo, lo que hace que la trama de PP sea diferente al resto es como a pesar de centrarse en un tema tan profundo como el perdón, siempre lo hacen desde un punto de vista en el que no deja que el angsty te amargue la vida, ya se intercalando escenas mucho más alegres o con los cambios de personalidad de Hye RI, de la vulnerable chica descalza a la fuerte fiscal en tacones. Un apunte importante es como el drama no se vuelve pegajoso en ningún momento, al contrario que otros dramas por el estilo en los que a partir del capítulo 9-10 empiezan a pasarse el día con miradas sin sentido, secretos almost-spitted y lágrimas, lágrimas y más lágrimas, en PP tenemos dos partes bien delineadas que dividen la trama para que ningún se convierta en un tostón infumable. La primera parte es la más superficial de todas, Ma Hye Ri llega a la fiscalía como si fuera de compras, no hace horas extras, se preocupa más bien poco por las víctimas a las que tiene que defender, y su único objetivo es conquistar al fiscal Yoon, aunque éste parezca más incómodo que interesado. Para ello cuenta con la ayuda de Seo In Woo que aparecerá cada vez que ella tiene problemas, lo que resulta algo sospechoso, que además le confiesa que le gusta, aunque después decida ser solo su amigo. Durante toda esta parte vemos en Hye Ri un personaje prácticamente insufrible, sobre todo si quedas prendada de la sonrisa de In Woo como me pasó a mí. Los intentos de Hye Ri para caerle en gracia a Yoon Se Jun, como mudarse para ir con él al trabajo o arriesgarse en una investigación privada para demostrarle que es una buena fiscal, hacen que se vea casi como una antiheroína. La posible relación SeRi lo único que provoca es que el espectador se sienta mal tanto por la fiscal Jin como por In Woo y esperas fervientemente que Hye Ri se baje de ese barco en el siguiente puerto. Gracias a dios, Hye Ri empieza a tener un poco de conciencia, empieza a darse cuenta de sus errores tanto en el trabajo como en su vida personal y así es como llegamos a la segunda parte. Y es que, mientras Hye Ri se da cuenta de que sus sentimientos por el fiscal no eran tan profundos empezamos a descubrir la cara oculta de In Woo. In Woo está usando a Hye Ri para sus propios fines, parece que la familia Ma y la familia Seo tienen algunos asuntos legales pendientes y tendrá que ser la segunda generación quienes la resuelvan, aunque eso les cueste su relación. Así es como el In Woo sonriente y amable desaparece, junto con su peinado, y se nos presente un In Woo frío y calculador, capaz de herir profundamente a Hye Ri sin pestañear. Pero, ¿quién es el verdadero In Woo? Eso es algo que ni siquiera él mismo sabe, y se da cuenta de ello conforme avanza la trama. Después de 15 años preparando su venganza se da cuenta de que quizás no todo es blanco o negro y también se da cuenta de que usar a Hye Ri fue un error, sus sentimientos por ella son cada día más fuertes y aunque le parte el alma hacerle daño no tiene más remedio for the sake of revenge…or justice. Así es como se desarrolla la segunda parte, con una invitada llamada angsty que hará más dura la vida de nuestros protagonistas y nos dejará con escenas como el monólogo pre beso de Hye Ri o la escena después de que Hye Ri se desmaye borracha.

En conclusión, el argumento de PP puede no ser el más original del mundo en apariencia, pero las diferentes capas que componen la historia final le dan un tono fresco y colorido que se contrapone con los dramas actuales.

Pero lo importante de PP no es tanto el argumento como lo son los personajes. Ya sea cada personaje por separado o en relación con el resto, a parte de crecer enormemente a lo largo del drama, ninguno es tan simple como parece, todas las acciones que realizan tienen un por qué, ya sea por un plan maestro, por sus experiencias pasadas o por su personalidad, todo lo que ocurre en el drama ocurre por algo, exceptuando alguna escena totalmente absurda que solo sirve para darle un poco de ánimo a la cosa. Los personajes están muy bien construidos y no son simples personajes planos, sino que las múltiples capas que muestran los hacen mucho más interesantes.

Nuestra protagonista, Ma Hye Ri, es una niña rica adicta a las compras con unos padres que se preocupan por ella, cada uno de su forma particular, y que ante todo es una mujer segura de sí misma y dispuesta a hacer lo que quiera con su vida, o al menos eso es lo que intenta demostrar. En realidad sabemos que Hye Ri era una chica tímida y estudiosa con un problema de sobrepeso a la que todo el mundo dejaba de lado. A pesar de ello, siguió las “órdenes” de su padre y entró en la facultad de derecho, donde se enamoró de un chico que resultó estar saliendo con su mejor amiga. Un gran palo en la vida de Hye Ri que determinó su futuro. Su madre, que no estaba dispuesta a que su hija llevase una vida desdichada por culpa de su peso, la encierra en una especie de cárcel (!) para que adelgace 50 kg. Aunque al principio Hye Ri no está dispuesta a cambiar al final se da cuenta de que quizás su madre tenga razón, no está dispuesta a ser tratada otra vez tan mal por su físico. Así es como llegó a ser la confiada Hye Ri que conocemos hoy. A pesar de la fachada de chica fuerte que pone cuando lleva sus tacones, en realidad está asustada y teme que alguien la vuelva a menospreciar. Sin embargo, a lo largo del drama Hye Ri se dará cuenta de que no tiene nada de lo que estar asustada en realidad, ya sea por la intervención de In Woo o por su propia madurez, al final del drama acaba siendo una mujer fuerte capaz de encarar la verdad más oscura sobre su familia, aunque el miedo le intente paralizar los pies. Es cierto que todo el mundo siente simpatía por la inocente Hye Ri, pero la verdad es que a mí me resultaba insoportable esa faceta del personaje, es la Hye Ri fuerte y decidida del final la que me hizo apreciar al personaje y alegrarme y entristecerme con ella.

La relación de Hye Ri con ambos male leads es complicada y hasta bien entrado el drama no se sabe con quien va a acabar nuestra fiscal. Primero conocemos a Seo In Woo, el hombre misterioso, aunque parece un acosador/pervertido parece que tiene algunos motivos ocultos para encontrarse con Hye Ri cada día, ya sea en la estación de esquí, en la fiscalía o en su nueva casa, donde resulta ser su vecino. Aunque durante la primera parte Seo In Woo resulta ser el típico second lead con complejo de Hanazawa Rui, amable, llega en los momentos justos y sabe siempre lo que ella necesita, después se descubre que todo era parte de su plan maestro para limpiar el nombre de su padre, que fue acusado de asesinato en lugar del padre de Hye Ri, lo que provocó su muerte en la cárcel y la posterior muerte de su madre atropellada en los Estados Unidos. Durante 15 años ha vivido junto a su padre adoptivo preparándose para destruir al hombre que destruyó su vida. Lo que no se esperaba era que Hye Ri no tenía nada que ver con su padre, al contrario que él, ella es inocente e ingenua y no tiene ni idea de lo que su padre ha estado haciendo a espaldas de la familia. In Woo necesitaba a una fiscal implicada en el caso, ya que nadie más que los implicados podrían plantearse el re abrir un caso de hace más de 10 años, así que desde el momento en que la conoce por primera vez empieza a manejar las cuerdas del destino, mientras entrena a Hye Ri como fiscal, dándole casos y ayudándole siempre que puede, ya sea laboral como personalmente. Pasar tanto tiempo a su lado y conocer la verdadera personalidad de Ma Hye Ri hace que In Woo poco a poco vaya sintiendo algo por ella, al principio puede que solo fuera simpatía pero poco a poco su deseo de protegerla se intensificó hasta no poder dejar de pensar en ella, a pesar que su misión en la vida le impedía acercarse a ella más que para usarla. Así es como quien creíamos que sería nuestro second lead, que me recordaba bastante a Jun Se de Shining Inheritance, se convierte en el main lead y principal interés amoroso de Hye Ri. Tengo que reconocer que, para mí, In Woo es el que ha llevado el peso del drama durante la mayoría del drama, al menos hasta que Hye Ri se da cuenta de sus sentimientos por él. Ya sea en los momentos en los que era amable y simpática o lo momentos en los que su verdadera carga aparecía y demostraba sus verdaderas intenciones, las expresiones, el lenguaje no verbal y la presencia de Seo In Woo llenaba la pantalla y centraba la acción en él y en qué hará después. Es un personaje totalmente impredecible, aunque sabes que oculta algo no sabes qué es lo que va a hacer después, al igual que no sabes quien es el verdadero In Woo. Ya sea cuando se esconde detrás de unas enormes gafas de sol o cuando se niega a dejar pasar a su casa a Hye Ri, todo lo que hace nos revela sus verdaderos sentimientos, aunque a Hye Ri le cueste verlo.

Por otro lado tenemos al que parece el típica male lead, antipático, fuerte, serio, no parece tener interés en nuestra protagonista…tiene todos los factores para ser quien se quede con la chica pero que no sea así es un +10 para PP. Al contrario que la mayoría de los viewers, yo he sido In Woo shipper desde el episodio 1, pero tengo que reconocer que Se Joon no es un mal personaje, siempre y cuando sea en relación con la fiscal Jin y no con la fiscal Ma. El pasado de Se Joon tampoco es color de rosa, como le pasa a la mayoría de los personajes de este drama. Se Joon era un fiscal apasionado con su trabajo, lo que provocó que desatendiera a su esposa y a su hija. Su esposa sufrió un cáncer de estómago y murió tres años antes, dejándolos a él y a Bin, su hija, solos. Gracias a la fiscal Jin, que se hizo cargo de Bin, Se Joon ha podido seguir con su trabajo, pero ahora tiene una cuenta pendiente con criminal, que está precisamente en la subasta de Gioberni donde nuestra protagonista está esperando a sus zapatos soñados. Cuando Hye Ri lo ve y lo confunde con el ladrón de su bolso provoca que el falsificador al que estaba buscando se escape y cuando vuelve a verla en la fiscalía como la nueva fiscal su aversión por ella se intensifica. Y es que, encima, Ma Hye Ri es una copia de su esposa muerta, aunque sus personalidades son totalmente opuestas (¿secreto de nacimiento? LOL). A pesar de todo, va a ayudar a la fiscal Ma con el caso de las apuestas, donde la salva de dos criminales, además de consolarla y ayudarla a escapar. Esta acción de superman hace que Hye Ri se quede prendada de él e intente por todos los medios acercarse a él, mientras que él se siente a la vez incómodo y fascinado por Hye Ri. Su relación con Hye Ri es bastante extraña y no funcionaba, gracias a dios el escritor no dejó que esa aberración llegase a nada y junto a Se Joon con la fiscal Jin, mucho más adecuada para él, además de llevar 3 años enamorada de él y estar cuidando de su hija. Al final, es gracias a la relación entre estos dos fiscales que la tensión no llega hasta un punto insoportable.

Los compañeros de trabajo de Hye Ri, dentro de su, más o menos, esporádica aparición están bastante definidos y ayudan al desarrollo del resto de personajes. Por un lado tenemos a la fiscal Jin, la perfecta fiscal, seria, responsable y lista. Aunque podría haberse convertido en la bitch del drama, tanto en el terreno laboral como en el amoroso, en ningún momento se comporta como la rival de Hye Ri sino que la aconseja, dentro de los márgenes, y la ayuda a darse cuenta de las cosas, como cuando le pregunta a quien tiene realmente en el corazón o cuando la apoya frente al jefe cuando desaparece durante varios días. Y es que no solo Hye Ri evoluciona, vemos como poco a poco, al sentirse amenazada por la presencia de la alegre Hye Ri intenta cambiar un poco su forma de ser, como cuando va a ver los cerezos. El resto de fiscales y ayudantes forman un colorido fondo, con algunos de parte de Hye Ri mientras otros la critican. Todos le dan su punto de color al drama y no son simplemente figurantes y espectadores de la vida de Hye Ri.

Las familias y amigos de los protagonistas también tienen su parte en la historia. Los padres de Hye Ri, tan diferentes entre ellos pero con un objetivo común, que Hye Ri sea feliz. Ma Sang Tae, el padre de Hye Ri, es el presidente de una importante empresa de construcción. Su infancia fue difícil, por lo que quiere darle a Hye Ri todo lo que quiera, pero espera que su hija le pague casándose en una buena familia y siendo una buena fiscal. Sang Tae tiene algunos asuntos pendientes en el pasado con In Woo, lo que provoca la miseria del abogado y que éste usé a Hye Ri para buscar la justicia. Por otro lado, la madre está más interesada en que Hye Ri sea feliz, ya sea con In Woo o dejando la fiscalía. Es por ese motivo por el que la sometió a aquella tortura para que adelgazara y por eso está tan obsesionada con el peso. Cuando Ma Sang Tae pierde la empresa abre una panadería, donde vende sus dulces especiales para dietas. Lo mejor de Ae Ja es cuando decide revelarse contra su marido, ya sea poniéndole delante los papeles del divorcio o golpeándole por lo que hizo en el pasado, aunque al principio vive atemorizada por él después descubre que es más útil plantarle cara sin miedo. Otro personaje importante es Jenny Ahn, la mejor amiga y asesora de In Woo, quien le recuerda siempre cual es el motivo por el que están en Corea y no deja que él pierda de vista el objetivo aunque su vista siga desviándose en dirección a Ma Hye Ri. Aunque hay momentos en los que desearías odiarla profundamente, al final te das cuenta que lo único que está haciendo es lo que cree mejor para su amigo, lo mismo que Yoo Na hace por Hye Ri. Al final, es quien propicia el reencuentro de Hye Ri e In Woo, ya que se da cuenta de que ninguno de los dos está viviendo mientras piensa en el otro.

Tengo que volver a mencionar lo especial que es la relación entre In Woo y Hye Ri. Aunque al principio era extraña, In Woo parecía un acosador que sabía todos los qué, cuándo y dónde de Hye Ri y la propia Hye Ri no podía más que pensar en como conquistar al General Choi, quiero decir, al fiscal Yoon, poco a poco los dulces momentos que vivieron, el despertador, el caso de los tomates, el ocupa… hicieron que todas las cosas extrañas de In Woo dejaran de importar por un momento y nos centráramos en lo que él estaba haciendo por ella. Aún cuando después nos enteramos de que todo era un plan para que ella reabriera el caso de su padre, aún así, monólogos como el que In Woo grabó escondido en el despertador o como aún que debería mudarse no lo hace porque está preocupado por ella hacen que nos dé igual todo y solo nos interesemos en la felicidad de In Woo y Hye Ri, y todos sabemos que las dos van de la mano.
En cuanto a la banda sonora, doy GRACIAS porque el Fly High de SHINee no se haya convertido en un Almost PAAARADIIISEEE!! [la canción más pesada de la historia del drama.] Se supone que es el tema principal, pero dejamos de escucharla a partir del capítulo 5, para dar paso al Goodbye Princess de Monday Kiz, cuya letra relata perfectamente la historia de In Woo. La canción de Nine Muses que escuchamos en los momentos más alegres también va totalmente con el ánimo del drama.

En definitiva, un must see que pasará desapercibido para muchos pero que espero que siga recibiendo todo el amor que se merece, sobre todo el maravilloso, a la vez que creepy, Seo In Woo.

Nota: 8,5/10
OST: 7/10

3 comentarios:

adory dijo...

Para mí mil veces mejor que PT y CS. Aún no la terminé de ver, estoy al ritmo de los subs españoles para enterarme bien de todo. Pero es la más entretenida, con mejores personajes y la que espero con más ganas un nuevo capítulo. Me encanta.

Silvertongue dijo...

Aún no he terminado de verla, pero como spy así ya vi el capítulo final xD No soporto a Ma Hye Ri -_- El único que merece la pena es el abogado *_* Porque los compañeros de ella son igual de insoportables que ella ^^U

Anónimo dijo...

°W° He comenzado a ver este dorama. Hacia un buen tiempo que andaba buscando un buen dorama, divertido y con romance... Al principio vi un mv de la serie, y la sonrisa encantadora de...eh..como se llama? In Woo? es adorable!!!!
Sólo he visto el primer capi...y vaya...parece la copia koreana de Legalmente Rubia....XD jejeje, pero bueno...el personaje de In Woo le da un caracter diferente. Ah...me encanta el personaje de este chico...Cuando terminé de ver el primer capi me quedé con muchas dudas...aunque no daban muchas luces sobre kien era el personaje masculino principal...pero yo quería que fuese In Woo...es lindo!!! además eso k sea el chico malo lo hace aún más adorable!!!!
Cometí un error al leer completa la entrada del blog...ahora ya se que se queda con In Woo....T_T pero bueno..siempre soy así de impaciente!!!! Ah...la veré hasta el final, aunque no es muy original que digamos, me he divertido viendola...(Y la sonrisa de In Woo es maravillosa!!!!!!!!!)