miércoles, 10 de marzo de 2010

Will it Snow for Christmas?


Nombre: Will it snow for Christmas? / Keuriseumaseue Nooni Olkkayo ()
Género: Melodrama, romance
Nacionalidad: Corea
Episodios: 16 (1 hora)
Canal de Emisión: SBS
Año: 2009/2010
Cast:
Go Soo – Cha Kang Jin
Han Ye Seul – Han Ji Wan
Sung Woo Sung – Lee Woo Jung
Song Jon Ho – Park Tae Joon

Sinopsis: Cha Kang Jin vive junto con su madre y su hermano una vida errática. Su madre lleva una vida de señora de salón de té, coqueteando con los clientes y avergonzando a sus hijos, pero es lo único que puede hacer. La única ambición de Kang Jin es convertirse en el pilar que soportará a su madre en el futuro y para ello se ha convertido en un genio, siendo el primero de la clase en todos los institutos en los que ha estado.

Han Ji Wan es una cabeza loca que tiene a su madre desesperada, mala en los estudios pero con un gran corazón, acaba empeorando todo lo que intenta arreglar y eso hace que esté siempre en problemas. Ahora acaba de perder a su novio frente a una chica de segundo, pero la llegada de Kang Jin al instituto le dará una idea para vengarse de su sunbae “robanovios”. Lo que no se espera es que en la mitad de su plan se enamorará de Kang Jin y se olvidará por completo de la venganza. Cuando cree que está totalmente perdida y desorientada llega su hermano a salvarla. Su hermano es famoso en el pueblo por haber conseguido una beca para la universidad de Seúl y su madre está muy orgullosa de él. La relación entre hermanos es muy buena y Ji Yong decide ayudar a su hermana con Kang Jin. Decide ayudarla a buscar un colgante que Kang Jin perdió mientras protegía a Ji Wan y al que le tenía mucho aprecio, pero un ataque al corazón impedirá que Ji Yong ayude a su hermana, por el contrario, morirá en el intento y Ji Wan se culpará por ello durante toda la vida. Escapará a Seúl después del entierro de su hermano dejando tras de sí el único mensaje de que se iba a Seúl.

8 años después, Cha Kang Jin es un famoso arquitecto. Vive en Seúl y tiene un buen trabajo. Ji Wan estudia en la universidad de medicina oriental a la vez que trabaja en un café y está comprometida con un arquitecto que resulta ser compañero de trabajo de Kang Jin. La enfermedad de un amigo de Kang Jin hará que este acabe acudiendo a la fallida fiesta de compromiso de Han Ji Wan y Park Tae Jun y el reencuentro se produce, aunque ella dice que no lo conoce él sabe que recuerda su nombre… ¿Conseguirá Kang Ji y Ji Wan deshacerse de las heridas del pasado y renovar el amor que sintieron en su adolescencia?

Opinión personal:
Después de tres comedias como fueron You’re Beautiful, Fated to Love You y Delightful Girl Choon Hyan, era el momento de catar uno de los últimos melodramas coreanos.
Desde el minuto 1 del primer capítulo este drama afrontaba un problema serio. Durante todo un capítulo y medio, más de hora y media de historia, se nos presentan a unos personajes bien dibujados, con personalidades bien definidas y conflictos interiores bien descritos. Durante más de hora y media disfrutamos de la vida de estos personajes, un joven estoico pero con gran cantidad de emociones contenidas llamado Cha Kang Ji y una chica con complejo de inferioridad por la falta de afecto de su madre pero con una personalidad alegre y caritativa llamada Han Ji Wan. En esta hora y media se nos presenta el conflicto que provoca la separación de la pareja principal, la muerte de un importante miembro de la familia de Ji Wan, el hijo querido muere dejando detrás a una familia rota, a una madre que clama porque se lleven a su hija en lugar de a su hijo y a una Ji Wan devastada por la culpa. La pregunta era ¿serán los actores adultos capaces de continuar la historia donde los jóvenes lo dejaron? ¿Seremos capaces de ver al joven Kang Ji y a Ji Wan en Go Soo y Han Ye-Seul? Después de ver la serie completa tengo que decir que estoy muy satisfecha con este sentido. Y es que, sobre todo en Go Soo, he podido ver retazos de lo que los personajes fueron en el pasado, el estoicismo de Kang Ji y la libertad de Ji Wan. A pesar de que, evidentemente, los personajes han cambiado mucho en 8 años, Kang Ji ahora es más abierto al afecto familiar y Ji Wan mantiene sus verdaderos sentimientos bajo llave para no hacerle daño a los demás, podemos ver expresiones y comportamientos que nos recuerdan a acciones del pasado. Momentos como cuando Kang Jin le da las botas a Ji Wan sin decir nada o cuando corre por las calles llamando su nombre hace que pensemos en las mismas escenas 8 años antes.

A pesar de ser un melodrama no recurre a los clichés excesivamente. Aunque encontramos los referentes que todo drama maksang tiene que tener, problemas entre suegra y yerno, una muerte por cáncer y un problema entre hermanos, estos son desarrollados de forma distinta a lo normal. Por ejemplo, el problema entre suegra y yerno no viene por nivel social sino por venganza hacia la madre de Kang Jin, la muerte del padre de Ji Wan se produce en el capítulo 10 y nadie más que Madam Cha lo sufre, durante no más de 1 minuto en pantalla, y el problema entre hermanos no es un problema de nacimiento sino las ganas de autoflagelación de Kang Jin, una situación que se puede revertir en el momento en el que Kang Jin entre en razón, cosa que no pasará hasta el final.

Si hay algo que me ha gustado de este drama han sido los secundarios. Empezando por Tae Jun y Woo Jung, no son los típicos segundones que se alían para meterse en la relación de los protagonistas hasta el final. Aunque ambos sienten algo por Ji Wan y Kang Jin, deciden dejarlos ir sin oponerse. A pesar de que Woo Jung se convierte en el típico personaje odioso que se pega al protagonista hasta el final, en esta ocasión, aunque es verdad que llega a sentir algo por Kang Jin decide hacerle caso a Tae Jun por una vez y no se interpone entre él y Ji Wan. Tae Jun, por otro lado, empieza siendo un personaje aceptable, para pasar a ser odioso y volverse tan patético que no queda otra que volver a sentir simpatía por él. Sin duda me alegro de que estos dos personajes arreglen sus diferencias al final y acaben juntos. Otros secundarios dignos de mención son Boo San y Jin Kyung, el hermano de Kang Jin y la amiga de la infancia de Ji Wan. La relación de estos dos personajes no es tratada en profundidad, pero aún así es una relación dulce y tierna, sobre todo por parte del inocente Boo San. Al final, quienes se vuelven más odiosos son los personajes de la generación anterior. Sus pecados acaban apartando de nuevo a los protagonistas, sus odios pasados afectan a sus hijos y al final todos sufren. Ya sea Jun Soo decidiendo pasar sus últimos momentos con Chun Hee o Yeong Sook robándole el novio a su mejor amiga, no debería pagarlo con sus hijos de ese modo.

¿Qué entonces lo peor del drama? Sin duda, el final. El capítulo final empieza bastante bien. Con un nuevo giro de los acontecimientos y otro salto temporal, parece que todo va a acabar bien, a pesar de los antecedentes de la guionista Lee, parece que no va a matar a ningún otro personaje antes de que la serie termine y, cuando te das cuenta, quedan 5 minutos de capítulo y los protagonistas siguen separados. Aquí es cuando yo empiezo a entrar en pánico. Empiezo a contar los segundos y el tiempo se acaba. Chun Hee decide ir a hablar con Yeong Sook después de ver como su hijo llora desconsolado, sabe que Ji Wan también está sufriendo e intenta apelar al amor de madre de Yeong Sook para poder hacer algo por su hijo. Quedan 4 minutos y Kang Jin está en Sancheong, en el puente…mirando el colgante…empiezo a entrar en pánico total cuando tira el colgante al río, después de todo lo que has dado con el colgante de tu padre ¿lo tiras? Has matado al monísimo Ji Yong para después tirar el colgante…la indignación me puede y solo quedan 3 minutos. Pero, por fin, Han Ji Wan aparece. En este punto te puedes esperar dos cosas: Si seguimos el historial de la guionista los dos protagonistas se tirarán del puente y se suicidarán juntos, muy A love to kill, pero si seguimos el tono general del drama nos esperamos el ansiado abrazo y beso con el que todo drama debería acabar…pero el tiempo se acaba y Ji Wan le dice a Kang Jin que su madre quiere que vaya a cenar antes de irse a Oriente Medio. Le pregunta si tiene algo que decir, quedan dos minutos y no para de preguntarle si tiene algo que decir, si no tiene nada que decir, se irá. Una molesta voz en off nos dice los pensamientos de Kang Jin, lo que le gustaría decir en ese momento: “¿Has estado bien? Te he echado de menos”…¿Te estás quedando conmigo? ¿Llevas un año sin verla y todo lo que tienes que decir te lo guardas? Entonces, cuando creíamos que todo estaba perdido y que iba a acabar con esa voz en off aparece de nuevo la voz en off  con un mensaje que nos deja preocupados, ya que nos recuerda algunas conversaciones poco afortunadas: “Si tuviera que volver a andar este camino…haría la misma elección si puede seguir a tu lado, Ji Wan” Al menos esta vez el resultado es satisfactorio y vemos como poco a poco Kang Jin se acerca a Ji Wan. Pero entonces…la maldita cámara se aleja varios kilómetros de la pareja protagonista y solo podemos ser espectadores desde lejos de cómo ambos empiezan a andar de nuevo el camino desde cero…  Y no nos queda más que exclamar ¿WHAT THE…?

En cuanto a la banda sonora, tiene algunas canciones dignas de todo melodrama, con baladas que hacen que te emociones e instrumentales que añaden sentimentalismo a algunas escenas. Un aspecto a destacar de la banda sonora son los momentos en los que Kang Jin le canta a su madre para que se duerma y cuando es Chun Hee quien le canta a Kang Jin, ya que son momentos muy emotivos y que muestran claramente el vínculo madre-hijo que los une.

Así, que en líneas generales, Will It Snow for Christmas? es un buen drama, para los que nos gusta el melodrama sin demasiado drama y en el que es más importante el silencio que lo que se puede decir con palabras. Sabes que un drama es bueno cuando, aún sin sonido, eres capaz de sentir lo que el actor quiere transmitir y Go Soo es capaz de hacer eso con una sola mirada. Durante la primera mitad Han Ye Seul debería mejorar sus expresiones faciales, pero desde el problema con Tae Jun Ji Wan vuelve a la vida con más fuerza que nunca. Conclusión: un drama recomendable, con aspectos mejorables y un final que mejor ignorar pero que te deja buen sabor de boca.

Nota: 8/10
OST: 7/10

1 comentarios:

Silvertongue dijo...

vale, por leer demasiado me he spoileado demasiado xD y jo, me quitas las ganas de verlo, en serio -_- Odio los dramas en los que no se avanza, solo se estancan o retroceden, y este es uno de ellos!! Los primeros capítulos me encantaron, con ellos de niños. Me dececpionó cuando vi que salían de mayores (me lo bajé sin saber de qué iba ^^U). Sigh... no sé que hacer xD